viernes, 2 de diciembre de 2016

Una humilde propuesta...





En 1845, el librero inglés John Snare se topó con el retrato ennegrecido de un príncipe. Al sospechar que podía tratarse de un Velázquez perdido mucho tiempo atrás, compró el cuadro y se propuso averiguar su extraña historia. Cuando Laura Cumming tropezó a su vez con la historia de John Snare, emprendió su propia búsqueda, cuyo objeto incluía tanto la vida del librero como la vida y obra de Velázquez, un pintor portentoso a la vez que esquivo. Al hacer pública su teoría, el librero fue condenado al ostracismo y forzado a elegir, como lo hizo Velázquez, entre arte y vida personal. Velázquez desaparecido, una emocionante indagación sobre el complejo significado de la autenticidad, rastrea la inquebrantable determinación que impulsa a artistas y coleccionistas, y viaja de la extravagante corte española del siglo XVII a las despiadadas casas de subastas de Londres y Nueva York en el XIX.
Velázquez desaparecido de Laura Cumming en traducción de Belén Urrutia para la editorial Taurus





Uno de los libros de fotografía más importantes de la Historia, aparecido por primera vez en 1971 pero nunca antes publicado en nuestro país. Un clásico con miles de ejemplares vendidos en todo el mundo que se sigue reeditando una y otra vez. Mucho más que una obra de culto: no hay un solo periódico internacional que no publique al menos una vez al año alguna de las imágenes contenidas en este volumen. Fotografías de lectores y lectoras tomadas, a lo largo de varias décadas, por uno de los grandes maestros de este arte.

 André Kertész. (Budapest, 1894-Nueva York, 1985). Fue uno de los fotógrafos clave del siglo XX, y su obra una de las más influyentes. A pesar de que su familia deseaba que trabajara como corredor de bolsa, Kertész fue autodidacta y sus primeros trabajos fueron publicados principalmente en revistas, una tendencia que mantuvo durante su carrera. En 1925 se instaló en París, obteniendo tanto el éxito comercial como el aplauso de la crítica, pero la amenaza inminente del nazismo lo obligó a emigrar a los Estados Unidos. Su reputación fue creciendo y consolidándose hasta su muerte, convertido ya en un clásico.





Domingo, 16 de julio de 2006
El teléfono sonó justo después de las cinco. Una sombra azulona se extendía por el cielo: sin escrúpulo alguno, el día se disponía a comenzar. ¿Acaso no acababa de hacerse de noche? El cuerpo le indicaba que así era. El sol, en cambio, se adivinaba en el recuadro de color cobalto de la ventana y las grandes torres del Upper East Side se preparaban para su baño de oro.
¿Quién podía equivocarse al marcar a las cinco de la mañana de un domingo? El teléfono fijo de Slava nunca sonaba. Incluso los teleoperadores le habían dado por perdido, un logro nada desdeñable. Su familia ya no lo llamaba porque él se lo tenía prohibido. En su estudio, milagrosamente asequible incluso para un empleado júnior de una revista del Midtown, los ecos campaban entre el escaso mobiliario: un futón, un escritorio, una lámpara de techo decorada con vides forjadas en hierro (regalo de su abuelo que no pudo rechazar) y un televisor antiguo que nunca encendía. De vez en cuando imaginaba que atravesaba las paredes como un espíritu de Poe y se reía amargamente. Pensó en levantarse, atacar el día por sorpresa. A veces se levantaba más temprano de lo normal para inspirar el aire del parque Carl Schurz antes de que el sol avivase la peste a porquería, crema solar y mierda de perro. Mientras los camiones de basura impregnaban el aire de pitidos, él se apoyaba en la barandilla con los ojos cerrados, el río a sus pies todavía negro, amenazador y nocturno, para oler el salitre de un arcano e intocable océano. Madrugar siempre lo llenaba de esperanza, la clase de optimismo que solo estaba disponible antes de las siete o las ocho, antes de acudir a la oficina.
Una vida de repuesto de Boris Fishman traducido por María Porras Sánchez para Ediciones Siruela






Una mujer enamorada de su íntima amiga, a quien teme confesar sus sentimientos; un adolescente prendado de su vecina, mayor que él; mujeres que transitan por el camino que conduce a la vejez, la pérdida del amor y la soledad, divididas entre la esperanza y la desilusión, son algunos de los personajes que habitan los relatos que Hiromi Kawakami nos ofrece. Un libro bello, lírico, sobrio y sutil que trata, con una prosa exquisita, los sentimientos humanos más profundos y oscuros.
Amores imperfectos de Hiromi Kawakami en traducción de Marina Bornas Montaña para editorial Acantilado

miércoles, 5 de octubre de 2016

Los tres Cristos de Ypsilanti . Un ensayo sobre la locura

Verano de 1959. En el manicomio estatal de Ypsilanti, en Michigan, el joven psicólogo social Milton Rokeach decide empezar una terapia de grupo con tres internos aquejados de esquizofrenia paranoide: Clyde Benson, un granjero alcohólico; Joseph Cassel, un escritor frustrado a quien se internó cuando comenzó a agredir a su familia; y Leon Gabor, un universitario que dejó los estudios para alistarse en el ejército para luego desertar. Lo que unía a los tres es que cada uno afirmaba ser Jesucristo.
Comparada por muchos motivos con Alguien voló sobre el nido del cuco, Los tres cristos de Ypsilanti es uno de los más famosos y controvertidos experimentos de la historia de la psiquiatría moderna, que condujo los límites de la ética a extremos insospechados.
Los tres Cristos de Ypsilanti. Milton Rokeach. Traducción de Eduardo Moga para Editorial Impedimenta.











miércoles, 15 de junio de 2016

Gente del Abismo. Jack London


En 1902, Jack London llegó a Londres con la intención de escribir un reportaje sobre el East End, la zona este de la ciudad, donde pasó varios meses disfrazado de vagabundo, con el fin de poder penetrar en el Abismo, tal como él lo llamaba. Su curiosidad le llevó a visitar los slums, los llamados barrios pobres, en donde se hacinaban cientos de personas en condiciones infrahumanas, mientras que las clases acomodadas se beneficiaban de la política colonial que el Imperio llevaba a cabo en sus colonias. London descubrió la extrema pobreza, la proliferación de los sin techo que dormían en los bancos de los parques, la desesperación de los desempleados y de los enfermos sin asistencia que vivían en la más absoluta miseria.
De esa terrible experiencia nació La gente del Abismo, obra en la que el escritor americano describe ese inframundo, que él mismo vivió en carne propia, pues se hizo pasar por un marinero sin trabajo, durmió en los albergues públicos, donde compartió con los más pobres cama y alimentos, o pasó más de una noche al raso y soportó los rigores del clima y las duras condiciones que padecían los pobres.
Un texto lúcido y estremecedor. Una crítica social extraordinaria y una encendida protesta de la miseria que encubría el país más poderoso del mundo.

La vida secreta de las plantas



Las plantas son seres vivos maravillosos. Son las únicas criaturas que, en medio del silencio, producen su propio alimento y, sin duda, constituyen la mayor fuente de riqueza de nuestro planeta: incluso el carbón y el petróleo fueron vida vegetal en el pasado. Los estudios y experimentos sobre la comunicación de las plantas indican que todos los seres vivos —el hombre, las plantas, la Tierra, los planetas y las estrellas— se relacionan íntimamente entre sí: lo que le ocurre a uno de ellos afecta a los demás.
La vida secreta de las plantas recopila una serie de logros y hallazgos relacionados con el mundo vegetal realizados por diversos investigadores, exponiendo las diferentes relaciones físicas, emocionales y espirituales que se dan entre las plantas y el hombre. A través de sus páginas descubrimos que las plantas pueden ser fiables detectores de mentiras y eficaces centinelas ecológicos, que tienen la capacidad de adaptarse a los deseos humanos e incluso de comunicarse con el hombre, que responden a la música o que tienen importantes poderes curativos. Peter Tompkins y Christopher Bird sugieren que la revolución más trascendental, aquella que podría salvar o destruir el planeta, puede venir desde nuestro jardín.

miércoles, 8 de junio de 2016

El Madrid de Galdós



Un viaje al Madrid de Benito Pérez Galdós acompañados por los protagonistas de sus novelas ambientadas en la Villa y Corte.

Formato desplegable de 70x100 cm en papel de alta calidad. Por una cara un mapa de la ciudad de 1883 sobre el que se sitúan más de 150 localizaciones del Madrid galdosiano. Los domicilios de los protagonistas, los cafés que frecuentaban, los comercios de la época, los espectáculos y los lugares públicos e iglesias más emblemáticos de la ciudad. Por la otra cara una vista de pájaro de la ciudad en 1873 con los principales edificios del Madrid de Benito Pérez Galdós identificados y abundante información sobre las novelas ambientadas en la ciudad.

82 objetos que cuentan un país



Frente a lo que hacen otras historias de España, este libro propone un camino de estudio distinto, pues rastrea la existencia milenaria del país en su cultura material y emocional. Alejada de cualquier esencialismo, no narra lo que los objetos «son», sino lo que han representado para los españoles a través de los tiempos. Es esta una relación identitaria, pero, por encima de todo, pasional y utilitaria.
Los españoles han proyectado en los 82 objetos que componen la obra múltiples contenidos simbólicos. En los textos dedicados a cada uno de ellos hay elementos descriptivos -qué es cada uno-, analíticos -de qué manera se configuró su contexto- y relacionales -de qué forma fueron considerados únicos en cada momento histórico, cómo adquirieron una pátina o configuración determinada-. Pero, sobre todo, portan significado por el aura que contienen, el amor con que fueron fabricados y la evocación que provocan en nosotros.
Prehistoria, España romana, Edad Media, los Austrias, Ilustración, siglo XIX, siglo XX y el tiempo presente son las partes en que está dividido 82 objetos que cuentan un país. Sigue, por tanto, una cronología clásica, aunque puesta al día. El número y selección de los objetos se ha basado en un intento de acumulación densa y en caracterizaciones canónicas procedentes de diversos ámbitos y disciplinas. No asumen distinciones arcaicas entre «alta cultura» y «cultura popular»; tampoco son siempre materialidades concretas, sino en ocasiones difusas y flexibles, pues el ingenio de los españoles se ha plasmado a lo largo de los siglos en los más variados campos del arte y la cultura, la moda, la política, la cartografía, la numismática, la ciencia o la ingeniería.

jueves, 12 de mayo de 2016

Un año en los bosques. Sue Hubbell


Sue Hubbell, bióloga de formación, trabajaba como bibliotecaria en una importante universidad americana y llevaba una vida normal, seguramente demasiado normal. Un buen día, definitivamente harta de la omnipresente sociedad de consumo norteamericana, tanto ella como su marido deciden que quieren otra vida, más rica, más plena, más cercana a sus verdaderos ideales y a la naturaleza salvaje que tanto añoran. Entonces, y con las lecturas de Henry David Thoreau en la cabeza, deciden dejarlo todo y marcharse a vivir a una solitaria y destartalada granja en los bosques de las montañas Ozarks, en el Medio Oeste de Estados Unidos.

Sin embargo, al poco de llegar, el marido de Sue decide abandonarla. Ésta es, por tanto, la historia de una mujer enfrentada a las montañas, al invierno, a los coyotes, a las motosierras y, algunos días, a la soledad, pero sin perder jamás el sentido del humor y una mirada infinitamente curiosa y prendada por la belleza salvaje que la rodea. La historia de una mujer que construye por sí sola una nueva forma de felicidad y que, de paso, nos descubre, como bióloga y amante de la naturaleza, los secretos de todas las criaturas vivas con las que convive cada día. La historia, por tanto, de una verdadera revolución vital: la búsqueda de una nueva existencia en la que es la propia naturaleza quien le ofrece el conocimiento para decidir quién es ella misma.

La España de los años 50 vista por Carlos Saura




España años 50 es un trabajo documental, un álbum fotográfico sobre los pueblos y gentes de España que Carlos Saura (Huesca, 1932) fue descubriendo en sus diversos viajes por el país. Estas imágenes nos retrotraen a un tiempo que parece lejano y a unos lugares que ya apenas reconocemos. Una España mísera, de pueblos con calles sin asfaltar, con casas de adobe y piedra, de campesinos que se resguardan del frío con mantas, de hombres cuyo único medio de transporte son las carretas tiradas los burros o mulos, de mendigos, de mujeres vestidas de negro… Pero también una España de gentes abiertas, sencillas y trabajadoras. Una España que refleja la vida y costumbres de sus lugareños, con sus matanzas, sus vaquillas y novilladas, sus corridas de toros, sus fiestas -como la Semana Santa y las Fallas- y sus ritos. Una España con una gran riqueza cultural, resultado de múltiples influencias, como la de los árabes que ocuparon parte de la península durante varios siglos.
La exposición reúne una selección de fotografías realizadas por Carlos Saura en la España de los años cincuenta del siglo XX. Saura retrató Cuenca con sus paisajes, sus rocas, sus pueblos y sus gentes; la matanza del cerdo en Cañete; las novilladas en la Zarzuela; la ciudad de Sanabria; Madrid con la ciudad y sus gentes y las salas de baile; Castilla La Mancha; Valencia con sus fiestas y el Mediterráneo y Andalucía con sus olivares, sus casas encaladas y sus paisajes románticos.

viernes, 26 de febrero de 2016

Memorias de una mujer sin piano

En 1925 Jeanne Rucar conoció en París a un joven español, aspirante a director de cine, Luis Buñuel. Desde entonces sus vidas quedarían ligadas para siempre. Una larga historia de amor y de total renunciación. Jeanne lo abandonó todo para seguir a su marido. A cambio, Buñuel no pudo vivir sin ella, sin la certeza de su presencia siempre asequible. Hombre de fantasía desbordada, de sueños cosidos en cintas de celuloide; hombre de vida privada, tan privada que convirtió su casa en su castillo y a Jeanne en su prisionera-dama. Lo interesante de estas memorias es el contraste entre el hombre que pesa, ordena, manda, y la mujer que guarda silencio, acepta, se somete voluntariamente. El contraste entre la vida pública y la vida privada, entre el mundo frívolo y permisivo del cine y el ambiente moral y austero de la casa. Gracias a una mujer como Jeanne, Buñuel pudo ser Buñuel.

Jeanne Rucar de Buñuel.

Nació en La Madeleine, al norte de Lille, en 1908. Al terminar la Primera Guerra Mundial su familia se trasladó a París. Fue entonces cuando Jeanne descubrió sus dotes para la gimnasia y la música. Recibió lecciones de piano y se formó como gimnasta en la academia de madame Poppart. En 1924 fue seleccionada para participar en las Olimpiadas donde obtendría una medalla de bronce. Un año más tarde conoció al que sería el amor de su vida, Luis Buñuel. Tras varios años de noviazgo se casaron en París en 1934. En 1939 abandonaron Francia rumbo a Estados Unidos donde residirían, entre Los Ángeles y Nueva York, hasta 1945, año en el que se instalaron definitivamente en México. El matrimonio Buñuel tuvo dos hijos: Juan Luis (París, 1934) y Rafael (Nueva York, 1940). Tras la muerte de Luis Buñuel en 1983 Jeanne se planteó escribir sus memorias, pero la pérdida de visión que padecía dificultó el proyecto. En 1990 se hizo realidad a través de la escritora Marisol Martín del Campo que las transcribió. Jeanne Rucar murió en Ciudad de México en 1994 a la edad de 86 años.

Vida hogareña. Marilynne Robinson

Marilynne Robinson cuenta en éste, su primer libro, la historia de una familia devastada, arrastrada por los golpes del destino que parece oponerse con terquedad a cualquier voluntad de construcción. La lucha de Ruth y Lucille por alcanzar la edad adulta ilumina espléndidamente el precio de la pérdida y la supervivencia y el peligroso y profundo impacto de lo que parece pasajero.
Vida hogareña es la historia de Ruth y de su hermana menor, Lucille, que crecen a merced del azar, primero al cuidado de su abuela, una mujer sensata y responsable, a continuación de dos cómicas tías abuelas solteras y negadas para todo, y finalmente de Sylvie, una mujer excéntrica y disparatada, hermana de su madre. La casa familiar está en el pequeño pueblo de Fingerbone, a la orilla de un lago. Los abuelos de Ruth y Lucille habían construido una familia estable con sus tres hijas, con valores sólidos y principios respetables. Una noche, el tren en el que el abuelo regresaba de un viaje de trabajo, se precipitó al lago sin que hubiera supervivientes. Y unos años más tarde, la madre de Ruth y Lucille, tras dejar a las niñas con su abuela, despeñó su coche al lago desde un acantilado en un espectacular suicidio.

Los bajos fondos de Nueva York por Luc Sante

Este libro no trata sobre la historia canónica de Nueva York. No hay inmigrantes pobres que dan la vuelta a su fortuna, ni filántropos dadivosos inaugurando hospitales, ni bardos que gloriquen sus rascacielos. Este libro es más bien un desfile de rufianes —en bandas callejeras, en partidos políticos o en uniforme de policía— y de desheredados —quienes quedaron en la cara oculta del progreso por convicción o porque no les quedó otra—. Y también es un libro sobre los callejones y las casas de vecindad por las que arrastraron su vida y se divirtieron desde 1840 a 1919. Este libro es una compilación de los mitos sobre los que se asienta el reverso sombrío del Nueva York actual.
Bajos fondos. Una mitología de Nueva York de Luc Sante. Traducción de Pablo Duarte para Libros del K.O.

martes, 16 de febrero de 2016

Gratitud. Oliver Sacks

"No puedo fingir que no estoy asustado . Pero mi sentimiento predominante es el de gratitud. He amado y he sido amado; he recibido mucho y he dado algo a cambio; he leído, y viajado, y pensado, y escrito. He tenido relación con el mundo, la especial relación de los escritores y los lectores.
Por encima de todo, he sido un ser sintiente, un animal pensante en este hermoso planeta, y eso, por sí solo, ha sido un enorme privilegio y una aventura".


En febrero de 2015, Oliver Sacks recibió la noticia de que el melanoma que le habían diagnosticado en el ojo diez años antes había hecho me- tástasis y ahora le afectaba al hígado. Se trataba de un tipo de cáncer con muy pocas opciones de tratamiento, y los médicos le pronosticaron que no le quedaban más de seis meses de vida. A los pocos días escribió el ensayo «De mi propia vida», en el que expresaba su inmenso sentimiento de gratitud por haber tenido una existencia plena tanto en el plano vital como en el intelectual. Poco más de un año antes, había completado su apasionante autobiografía En movimiento.
Los cuatro ensayos que forman este volumen componen una suerte de coda a ese libro, una visión panorámica de la vida desde el punto de vista de alguien que encara la muerte con aceptación pero sin renunciar a su deseo de «morir al pie del cañón». En el primero de ellos, «Mercurio», nos habla de las «delicias de la vejez», de ese punto en el que uno es consciente de la fugacidad de la vida, de la belleza, y con ochenta años es capaz de tener una visión de conjunto del fragmento de historia que le ha correspondido. En «De mi propia vida», con una lucidez y una serenidad envidiables, hace balance de una existencia que muchas veces ha sido difícil pero que ha tenido numerosas recompensas: la mayor de ellas, el privilegio y la aventura de vivir. En «Mi tabla periódica», Sacks evoca su afición a las ciencias físicas y a los elementos de la tabla periódica, que ha ido coleccionando a lo largo de los años y que simbolizan la energía que todavía le sustenta. Y en «Sabbat», por último, recoge su complicada relación con la religión de sus padres, el judaísmo, hasta que se reconcilia con la «paz del sabbat, de ese mundo detenido, de ese tiempo fuera del tiempo».
Lo que en última instancia nos lega Oliver Sacks en estas páginas es la gratitud del título: a la vida, a sus seres queridos, y a nosotros, los lectores, con quienes a lo largo de más de tres décadas ha mantenido ese diálogo tan especial sólo accesible a los grandes escritores.

El queso y los gusanos. Carlo Ginzburg

Norte de Italia, finales del siglo XVI. El Santo Oficio acusa de herejía a un molinero, Domenico Scandella, al que todos llaman Menocchio. El procesado sostiene que el mundo se originó en «un caos» del que surgió «una masa, como se hace el queso con la leche, y en él se formaron gusanos, y éstos fueron los ángeles». A lo largo de dos procesos inquisitoriales la peculiar cosmogonía del reo se opone tozudamente a la de aquellos que le interrogan.
A partir del análisis de las creencias de Menocchio —finalmente declarado culpable y sentenciado a arder en la hoguera— y de los expedientes judiciales del caso, Carlo Ginzburg reconstruye en este clásico contemporáneo un fragmento de la llamada «cultura popular» —condenada, en general, al ostracismo— que se erige, por su singularidad, en símbolo de su tiempo y en una especie de eslabón perdido de un mundo oscuro, difícilmente asimilable al presente, pero del que de alguna manera somos deudores.

jueves, 28 de enero de 2016

Choque de civilizaciones en una plaza Romana



La céntrica Piazza Vittorio de Roma es una gran torre de Babel. Sus vecinos, llegados de todos los rincones del mundo, sobrellevan mal que bien su condición de parias. Al refugiado Parviz, apasionado cocinero en su Irán natal que aborrece la pizza, lo echan de todos los restaurantes en los que trabaja como lavaplatos; la gorda María Cristina, cuidadora peruana a la que todos creen filipina, ahoga su soledad en brazos de cualquier desconocido; Iqbal el bengalí, el de la tienda de ultramarinos,decide llamar a su hijo Roberto, tratando de buscarle un mejor destino que el suyo y Benedetta,la xenófoba portera napolitana, prohíbe a los inquilinos utilizar el ascensor. Solo Amedeo, un italiano misterioso, «más bueno que el zumo de mango» según Iqbal, consigue darles algo de consuelo a todos ellos. Hasta que un día desaparece. El mismo día que Lorenzo Manfredini, el Gladiador, es asesinado en el ascensor.

Una tragicomedia coral sobre la vida de los nadie; una aguda reflexión, en clave de sátira, sobre la multiculturalidad y sobre las enormes brechas que esta abre en nuestras sociedades actuales, en nombre del miedo y de la cerrazón de miras.
Choque de civilizaciones por un ascensor en Piazza Vittorio de Amara Lakhous, traducido por Francisco Álvarez Gonzáles para Hoja de Lata Editorial

miércoles, 13 de enero de 2016

Salvar los medios de comunicación



La historia de los medios de comunicación está marcada por crisis recurrentes de diversa índole. La presente, de alcance global, está relacionada con la eclosión de Internet, la desafección rampante hacia las cabeceras tradicionales y las dificultades crecientes para rentabilizar la inversión necesaria para producir las informaciones y mantener la independencia de los periodistas. Unos condicionantes que hace tiempo que están estimulando la imaginación del otrora cuarto poder y que han llevado a la economista Julia Cagé a elaborar una innovadora propuesta de financiación inspirada en el modelo híbrido entre el negocio y el non-profit de las grandes universidades internacionales, y, dado que la información es un bien público, regulada por ley.
Este conciso pero provocador ensayo es una potente herramienta práctica para los agentes implicados, pero también un útil instrumento crítico para todos los lectores, una invitación a reflexionar sobre cómo nos informamos en la era del redactor en jefe Google y qué uso hacemos de los medios –¿pagar o no pagar?–, y a tomar cartas en el asunto. Y es que la propuesta de Julia Cagé no sólo consiste en refundar los medios de comunicación, sino también en implementar un nuevo modelo para una democracia y economía en crisis.

martes, 1 de diciembre de 2015

El mundo es ancho y fantástico




Precisa, elegante, concisa, Una chica en invierno es la última de las grandes obras de Larkin que quedaba por publicar en castellano. Una historia de invierno y de verano, de guerra y de paz, de exilio y de hogar, y también una de sus piezas más sinceras, en la que se entrelazan huellas de su propia biografía. El autor nos sumerge magistralmente en la opresiva atmósfera del crudo invierno inglés en plena Segunda Guerra Mundial. Katherine es una joven refugiada que trabaja como bibliotecaria en una gris ciudad inglesa. Hastiada de su trabajo y de la vida en general, lo único que le hace mantener la esperanza es la perspectiva de un reencuentro con el que fue su primer amor. Así, en las horas previas a su cita, Katherine revivirá las idílicas vacaciones que supusieron para ella la pérdida de la inocencia y el paso a la edad adulta. Ahora Robin, el protagonista de aquel crucial verano, tan glorioso como mortificante, tan radiante como precozmente crepuscular, podría poner fin a su monótona vida y arrancarla para siempre de las garras de la frustración.



Astérix es un mito del cómic, cuya trayectoria empezó, nada más y nada menos, que en 1959, cuando dos jóvenes y talentosos dibujantes franceses, René Goscinny y Albert Uderzo, publicaron su primera aventura. Más de 60 años después, la Biblioteca Nacional de Francia decide homenajear a este personaje inmortal con una exposición y un libro que no puede faltar en la librería de los seguidores de esta serie.

Lo más icónico de Astérix y su mundo se resumen en forma de alfabeto, ilustrado con más de 200 imágenes entre láminas originales, portadas, fotografías de la época, guiones, apuntes y memorabilia de todo tipo.


Nacida en la Inglaterra de principios del siglo XX, Amory Clay crece con la permanente ausencia de su padre, quien lucha en la Primera Guerra Mundial. Su tío Greville, un apasionado fotógrafo, le proporciona el vínculo emocional que necesita y le regala su primera cámara, sin saber que ese inocente presente determinará su futuro. Tras su abrupta salida del internado Amory se dirige a Londres, donde se convertirá en la aprendiza de Greville y trabajará fotografiando a la alta sociedad para la revista Beau Monde.
En busca de nuevas emociones se desplaza al loco Berlín de los años veinte, al apasionante Nueva York de los treinta, vive de primera mano las protestas de los camisas negras de Londres y la Segunda Guerra Mundial en París, convirtiéndose en una de las primeras fotógrafas bélicas. Su deseo de vivir al límite la lleva a nuevas contiendas, a los brazos de distintos amantes y a la maternidad. Hasta el final de sus días, Amory luchará por conseguir sus sueños y por combatir sus demonios


Alice Gauthier, una respetable profesora de matemáticas de sesenta y seis años, aparece muerta en su bañera; todo parece apuntar a un suicidio, pero ciertos detalles, como un extraño signo trazado en el lugar del suceso, hacen pensar que quizá haya algo más detrás de su muerte, por lo que el caso es derivado al equipo de la Brigada Criminal del comisario Adamsberg. Al poco, una mujer dice haber enviado una carta que la muerta había escrito a un tal Amadée Masfauré..., cuyo padre se habría suicidado dejando un signo similar. Las sospechas se confirman al comprobar que ambas muertes tenían algo más en común: las dos víctimas formaban parte de una trágica expedición a una remota e inexplorada isla de Islandia, diez años antes…

Un extraño club de admiradores de Robespierre, viejos rencores familiares, pistas falsas, reminiscencias de antiguos mitos nórdicos…, y la imbatible sagacidad de Adamsberg y su brigada son los ingredientes de la magnífica nueva obra de la reina de la novela negra europea.


La belleza nos conmueve cada vez como un advenimiento y, para quien sepa encontrarla, puede esperarnos en lugares impensados o puede subsistir como aliento en los momentos trágicos. La belleza aparece, se muestra, insiste. A veces es sojuzgada y destruida… pero también sabe ser resistente. La amplia variedad de testimonios en esta publicación da fe de las certidumbres que ella genera, pero también deja constancia de su frágil condición.










Las listas existen desde que existe la escritura. Si las cartas han sido hasta hace muy poco tiempo el instrumento de comunicación por excelencia, las listas permanecen, en cualquiera de sus formas, no sólo como una extensión de la memoria, sino como una ventana al corazón de las personas. Así, desde las aspiraciones más íntimas hasta las instrucciones para realizar una acción en particular, las listas reflejan con fidelidad las razones y emociones arraigadas en nuestro interior y son una herramienta natural para retener aquello que no deseamos, o no podemos, olvidar.
Después de su exitosa recopilación de maravillosas misivas reunidas en Cartas memorables (Salamandra, 2014), Shaun Usher ha rastreado los archivos de medio mundo para crear una antología de listas igualmente diversa e interesante, que abarca desde la Edad Antigua hasta el presente y contiene algunas piezas estelares, como las tareas pendientes de Leonardo da Vinci, los propósitos para el año nuevo de Marilyn Monroe o los pros y los contras del matrimonio según la opinión de Charles Darwin.
Además de una fascinante invitación a descubrir la infinita variedad de enfoques que propicia la realidad, Listas memorables es un reconfortante recordatorio de lo mucho que tenemos en común todos los seres humanos.



Hija de un andaluz y una catalana, Lydie Salvayre, cuyo apellido de nacimiento es Arjona, narra en No llorar la historia de su madre, Montse, nacida en un pueblo de Lérida, que en 1936, con apenas quince años, se va a Barcelona con su hermano anarquista. En la ciudad la joven vivirá el despertar al amor y el júbilo revolucionario de los días posteriores al estallido de la Guerra Civil.
En la novela se conjuga el presente desde el que Montse desgrana sus recuerdos de aquellos maravillosos días de libertad de agosto del 36 con la narración de la estancia de Georges Bernanos en Mallorca y su proceso de escritura de Los grandes cementerios bajo la luna –la condena de un católico durante la sangrienta represión fascista–. Montse Monclús narra la vuelta de Barcelona a su tierra natal y su matrimonio, el de la hija de una familia humilde con el vástago del cacique del pueblo.
A través de la resurrección de la lengua materna, con su prosa Salvayre construye un apasionante relato coral sobre el complejo entramado político de la Guerra Civil, y sobre el exilio y la herencia que dejó a los hijos de los que tuvieron que dejar España para salvar sus vidas. Como si la primera marcha de Montse de su pueblo natal hubiera marcado para siempre un destino en fuga.



La ciudad del Nueva York es el escenario que utiliza Dorothy Parker para unos cuentos en los que disecciona las miserias y esplendores de la condición femenina y de las relaciones de pareja. Encuentros y desencuentros producidos en el seno de una sociedad hipócrita y banal. Sus personajes son seres que pasean de una punta a otra de su hogar implorando una llamada que nunca llegará, seres patéticos que lloran en habitaciones exquisitamente decoradas o flirtean con un empeño digno de mejores causas, almas que deambulan por los locales de moda de la ciudad en un intento desesperado de llenar su corazón con algo parecido a la felicidad, que les haga olvidar el vacío de su propia existencia.
Las protagonistas son en su mayoría mujeres. Mujeres que se pierden en amores ridículos, que se empeñan en creer eternas unas relaciones dictadas solo por el deseo pasajero de un hombre, que usan su fragilidad como un arma de seducción que a menudo se vuelve contra ellas. Pero los cuentos de Parker no son un alegato feminista, sino una mirada inteligente y cínica al universo de la mujer y a la soledad de las parejas.





Atlas de la España imaginaria es un viaje por lugares tan fantásticos como Babia, Jauja o la Ínsula Barataria, todos reales y, al mismo tiempo, míticos.

                                                 

















                                                                           

"Empecé a salir con ella sabiendo que estaba loca y necesitada de amor. Sabía que no era una decisión sensata, pero estaba acostumbrado a que alguien me solucionara la vida. Me llegaron al alma su dulce sonrisa enamorada y sus ojos claros. Ese pelo castaño liso del que no se ocupaba, salvo para lavarlo. Y llevaba vestidos largos de algodón y andaba descalza por el centro de la ciudad. Karen. Había pasado un año entero. Y ahora había tenido la ocurrencia de hacer esto".
Así comienza el cuento "Bebé Wilson" incluido en los Cuentos completos de E.L.Doctorow; traducido por Gabriela Bustelo para 

Malpaso ediciones.



Los cuentos inquietantes aquí reunidos, buena parte de los cuales han permanecido inéditos en castellano hasta hoy, lo son cada uno a su manera. Algunos se escoran levemente hacia lo sobrenatural, en la línea de los geniales relatos de fantasmas de Henry James, historias en las que el elemento ultraterreno sobrevuela la cotidianidad de modo casi imperceptible: sutilmente invasivo, tan evanescente en ocasiones que la duda atenaza al lector hasta el final provocándole una deliciosa inquietud. Y en otros (más desasosegantes si cabe, por cuanto prescinden de lo asombroso) el misterio se oculta en la propia mente, en las ambiguas actitudes de personajes que se nos antojan perturbadores gracias a la pericia de la autora para manejarse en los meandros de su psicología. Una auténtica obra maestra de lo oscuro que se esconde tras lo cotidiano.





Cuando la música popular se cruza con los vientos de la historia, la consecuencia es una conmoción que a veces llega a cambiar nuestras formas de entender la vida. Las canciones de artistas como Woody Guthrie, Bob Dylan, Víctor Jara, The Clash, U2, Public Enemy, Fela Kuti o Rage Against the Machine no han provocado ninguna insurgencia social, pero han acompañado los grandes cambios vividos en el mundo durante las últimas décadas y, sin duda alguna, han contribuido a despertar muchas conciencias.


Cuando plasman las pasiones de una época, su agitadora presencia se percibe en la calle y también en los cómodos salones donde reside el poder. Este libro explora esa turbulenta aventura a través de treinta y tres obras fundamentales, siete décadas y cuatro continentes: desde aquel «Strange Fruit» que Billie Holiday hiciera suyo y escupiera a una audiencia atónita hasta el «American Idiot» arrojado por Green Day contra el presidente Bush y las mentiras de la guerra iraquí.





J.R. creció con su madre, pues su padre los abandonó cuando J.R. no había pronunciado su primera palabra. Él, sin embargo, sabe quién es su padre: un DJ de Nueva York que tiene un programa de radio y cuya voz J.R. escucha con la oreja pegada al aparato. Hasta que un día la voz desaparece del aire y J.R. se queda sin nadie a quien escuchar. Encontrará refugio en el amor de su madre y en el Dickens, el bar de su barrio, un sitio donde poetas, policías, apostadores, soldados, boxeadores y estrellas de cine tienen una historia que contar. Allí, entre todas esas voces que lo cautivan como en un sueño, J.R. podrá darle voz a su propio destino y podrá forjarse, también, una identidad. Conmovedor y emocionante, firmado por un premio Pulitzer, El bar de las grandes esperanzas es un libro hermoso que puede leerse como una novela de aprendizaje o como una historia apasionadamente sincera y real.



Otto Nückel publicó en 1926 Destino, una de las primeras novelas en imágenes precursoras de la actual novela gráfica. A través de más de doscientos grabados en plomo, Nückel narra la dramática vida de una mujer anónima que intenta sobrevivir en una sociedad carente de oportunidades y que empuja a los más desfavorecidos a cometer todo tipo de actos desesperados. La trepidante trama, plagada de giros inesperados, avanza sorprendiendo al lector en cada página, mientras la maestría de los grabados invita a una contemplación pausada. La multitud de detalles que acompañan a las imágenes permite además varios niveles de lectura que favorecen la percepción de matices distintos en cada visionado, logrando con ello unas cotas de profundidad sorprendentes que, en suma, hacen de Destino una de las novelas gráficas mudas más influyentes del siglo XX.




«Con la cara pegada al horno». De esta manera tan gráfica explica Ibán Yarza el momento más mágico del proceso de elaborar pan en casa, cuando todo el trabajo cristaliza en una sabrosa hogaza. Es fácil pero, sobre todo, es emocionante ver cómo esa masa que ha adquirido volumen en sus manos empieza a crecer, a dorarse, a formar una crujiente corteza, a convertirse en pan.

En este libro, Ibán Yarza, un entusiasta divulgador del pan que todavía hoy pega la cara al horno para ver “crecer” su pan artesano, explica de una manera muy sencilla todo lo que ha aprendido en estos años dedicados a elaborar pan en casa, mientras enseñaba a cientos de personas a hacerlo.
En las diferentes secciones del libro, los amantes del pan descubrirán:

- los ingredientes, las técnicas y los conceptos que hay que entender para hacer un buen pan;
- una serie de recetas que usan las técnicas y los conceptos teóricos que se han visto en la primera parte; las recetas se presentan en tres secciones temáticas, y cada una está ahí porque explica algo nuevo, una técnica o una manera de hacer; cada una va acompañada de sugerencias y variaciones;
- un homenaje a algunos panaderos del siglo XXI que hacen pan en nuestro entorno, los portadores de un oficio milenario;
- en los anexos hay un capítulo dedicado a resolver dudas (Dr. Pan) y un pequeño glosario.



En esta historia épica de exterminio y supervivencia, Timothy Snyder presenta una nueva explicación de la gran atrocidad del siglo xx, y revela los riesgos a los que nos enfrentamos en el siglo xxi. En Tierras de sangre (Galaxia Gutenberg, 2011) Timothy Snyder exploraba lo que ocurrió en Europa del Este entre 1933 y 1945 cuando las políticas nazi y soviética provocaron la muerte de unos catorce millones de personas. Basado en nuevas fuentes de Europa del Este y testimonios olvidados de supervivientes judíos, Tierra negra presenta un análisis profundo de las ideas y medidas que permitieron lo peor de esas políticas: el exterminio nazi de los judíos. Este enfoque pionero de un crimen sin precedentes hace inteligible el Holocausto y, por tanto, aún mucho más aterrador.

El Holocausto comenzó en la mente de Hitler, con la idea de que la eliminación de los judíos restauraría el equilibrio del planeta y permitiría a los alemanes lograr los recursos que necesitaban desesperadamente. Esa cosmovisión sólo podría realizarse si Alemania destruía a otros Estados, por lo que el propósito de Hitler era una guerra colonial en la propia Europa. En las zonas sin Estado casi todos los judíos murieron. Algunas personas, los pocos justos, los ayudaron sin apoyo alguno de instituciones. Las dificultades casi insuperables a las que tuvieron que enfrentarse confirman los peligros que plantean la destrucción del Estado y el pánico ecológico. Tras analizar las lecciones del Holocausto, Snyder concluye que no hemos comprendido la modernidad y hemos puesto en peligro el futuro. El siglo xxi está empezando a parecerse a los primeros tiempos del siglo xx, ya que la creciente preocupación por los alimentos y el agua trae consigo desafíos ideológicos al orden global. Nuestro mundo es más parecido al de Hitler de lo que nos gustaría admitir y para salvarlo necesitamos ver el Holocausto tal y como fue, y a nosotros mismos como somos realmente. Tierra negra nos revela un Holocausto que no sólo es historia sino advertencia.






"La niña estaba fuera, en las escaleras del porche, a oscuras, abrazándose para protegerse del frío, casi dormida tras haberse quedado sin lágrimas. Ya no podía desgañitarse más y ellos tampoco la oían, o a lo mejor sí, pero eso sólo empeoraría las cosas. Alguien había gritado: ¡Haced callar a ese bicho o lo callaré yo!, y entonces una mujer la había sacado de debajo de la mesa tirándole del brazo, la había empujado hasta el porche y había cerrado la puerta; los gatos corrieron a refugiarse debajo de la casa. Los animales ya no dejaban que se les acercara porque a veces los agarraba por la cola. Tenía los brazos cubiertos de arañazos y los arañazos escocían. Ella también se había arrastrado hasta debajo de la casa en busca de los gatos, pero cuando por fin pudo coger a uno, el animal se resistió con saña a su empeño de retenerlo y acabó mordiéndola, así que tuvo que soltarlo. ¿Por qué aporreas la puerta de tela metálica? Si sigues comportándote así nadie te querrá por aquí. Entonces la puerta se cerró otra vez y al poco anocheció. La gente de dentro fue sumiéndose en el silencio y la noche se alargó. Tenía miedo de quedarse debajo de la casa y miedo también de subir a las escaleras, aunque si permanecía cerca de la puerta a lo mejor se abría. Había salido la luna, que la miraba fijamente, y se oían los sonidos en el bosque, pero casi se había quedado dormida cuando Doll apareció por el sendero y la encontró allí, de aquella guisa, desconsolada, la cogió en brazos, la envolvió en su chal y dijo: «Bueno, no tenemos ningún sitio al que ir, así que ¿qué vamos a hacer?"



¿Qué puede llegar a ocurrirles a los vecinos de un barrio cualquiera en estos tiempos difíciles? ¿Cómo resisten, en pleno ojo del huracán, parejas y personas solas, padres e hijos, jóvenes y ancianos, los embates de una crisis que «amenazó con volverlo todo del revés y aún no lo ha conseguido»? Los besos en el pan cuenta, de manera sutil y conmovedora, cómo transcurre la vida de una familia que vuelve de vacaciones decidida a que su rutina no cambie, pero también la de un recién divorciado al que se oye sollozar tras un tabique, la de una abuela que pone el árbol de Navidad antes de tiempo para animar a los suyos, la de una mujer que decide reinventarse y volver al campo para vivir de las tierras que alimentaron a sus antepasados… En la peluquería, en el bar, en las oficinas o en el centro de salud, muchos vecinos, protagonistas de esta delicada novela coral, vivirán momentos agridulces de una solidaridad inesperada, de indignación y de rabia, pero también de ternura y tesón. Y aprenderán por qué sus abuelos les enseñaron, cuando eran niños, a besar el pan.




En la nueva novela de Eduardo Mendoza, El secreto de la modelo extraviada, el detective loco que protagonizó El misterio de la cripta embrujada, El laberinto de las aceitunas y recientemente El enredo de la bolsa y la vida recuerda un caso aparentemente cerrado de los ochenta y no ceja en su empeño de resolverlo más de veinte años después. El detective más divertido de la narrativa española nos cuenta aquí su doble aventura:
«Para el que ha pasado buena parte de su vida encerrado en un manicomio, aunque sea injustamente, como es mi caso, una reacción absurda no tiene nada de particular, aunque eso suponga meterse en líos. La cuestión es que un incidente trivial me trajo recuerdos y viajé al pasado (con la memoria, ya he dicho que no estoy loco). Años atrás me vi envuelto en un asunto feo. Habían asesinado a una modelo y me culpaban a mí. Por supuesto, sin razón: una modelo no haría caso a un tipo como yo ni asesinándola. Simplemente, había un oscuro enredo, estaba metida gente importante y pensaron que yo podía servir de cabeza de turco o de conejillo de indias, o como sea que se llame el desgraciado que paga los platos rotos. Para salvar el pellejo tuve que recurrir a mi ingenio y a métodos poco convencionales y pedir ayuda a personas de mi círculo, no siempre recomendables. No sé si salí bien parado del intento, pero salí. Ahora todo aquello ya es agua pasada. Sin embargo, un impulso me ha hecho volver sobre mis pasos, recorrer los antiguos escenarios, buscar a las personas que fueron protagonistas de aquel oscuro caso, y resolverlo por fin. Pero las cosas han cambiado. No sólo las personas y la forma de vivir, sino sobre todo la ciudad. En aquella época, Barcelona era una cochambre. Hoy es la ciudad más visitada y admirada. ¡Quién nos lo iba a decir! La Barcelona del presente no tiene nada que ver con la Barcelona del pasado. ¿O sí?».

lunes, 30 de noviembre de 2015

La magia del los libros infantiles


Queridos Railowsyanos, os ofrecemos una pequeña muestra de libros ilustrados infantiles y juveniles que podéis encontrar en nuestra librería. ¡Animaos y venid a verlos!

  
  Hay abuelos que tienen los bolsillos llenos de besos, de caramelos, de historias y batallitas. Hay abuelos que navegan por los cuentos como a lomos de una ballena y otros abuelos madrugadores que se levantan antes de que suene el despertador para llevar a sus nietos al colegio a ritmo de cha-cha-chá.
Casi todos abuelos olvidaron durante unos años al niño que llevaban dentro para ejercer de padres responsables, pero les basta la llegada del primer nieto a su vida para volver a la infancia en un periquete. Los niños que galopamos sobre sus rodillas o nos quedamos dormidos en sus regazos, los que volamos en un columpio empujado por un abuelo o aprendimos a montar en bicicleta alentados por su «claro que puedes», podemos cerrar los ojos y recordar que cuando nos apretaban entre sus brazos estábamos a salvo de cualquier miedo o tristeza, cuando nos arropaban en su abrazo ya estábamos en casa.


                                                                                                                                      




¡Busca en los escondites del gran ÁRBOL y encontrarás todo un mundo lleno de vida en cada página!
Un espectacular álbum troquelado con magníficas ilustraciones que nos habla sobre la importancia de los árboles durante las cuatro estaciones del año.


  
    

  • Una introducción al arte de hacer pan especialmente pensada para los más pequeños, con imágenes llamativas e información muy completa.
  • Presenta un sinfín de deliciosas recetas, con panes para todos los gustos, desde barras de pan tradicionales a pretzels (galletas saladas), pasando por el pan de maíz, masa para hacer pizza o madalenas de canela.
  • Cada receta incluye la lista de ingredientes, instrucciones paso a paso con ilustraciones muy claras del proceso y una fotografía del resultado final. Además, también presenta ideas de cómo adaptar la receta a distintos necesidades dietéticas

Este libro te permitirá hacer un increíble viaje alrededor del mundo. Verás los géiseres islandeses, las caravanas del desierto del Sáhara y las ciudades mayas de México. En Inglaterra podrás jugar al críquet y en China probar los huevos centenarios. En Australia verás un ornitorrinco, en Finlandia la noche ártica y en Fiyi te bañarás en alguna de sus 200 islas.
Descubre con nosotros los rincones más sorprendentes de la Tierra y disfruta de su diversidad.
55 mapas a doble página de 46 países y 6 continentes. Más de 4.000 minuciosas miniaturas, de las más altas montañas a los insectos más pequeños.
Un maravilloso libro ilustrado para lectores inquietos y curiosos, con más de diez premios internacionales.¡Buen viaje!




Edición ilustrada por Jim Kay.
La vida de Harry Potter cambia para siempre el día que cumple once años, cuando el gigante de ojos negros y brillantes Rubeus Hagrid le entrega una carta y le revela noticias asombrosas: Harry Potter no es un chico normal y corriente, es un mago. Está a punto de comenzar una aventura extraordinaria...
El prestigioso artista británico Jim Kay ha contribuido con su enorme talento en esta primera edición ilustrada del clásico de J. K. Rowling. Un libro maravilloso y cautivador, una obra de gran valor tanto para fans incondicionales como para nuevos lectores.







La clave de una gran aventura es estar preparado. Con este libro podrás aprender las técnicas de supervivencia de los exploradores: cómo empacar, cómo hacer un kit de supervivencia, cómo orientarte y todo lo que necesitas saber para comenzar una expedición al aire libre. El libro trae silbato, brújula, lupa, y termómetro para emprender tu aventura de inmediato.






                                         

La ciudad en verano es el campo de juego perfecto para dos niños pequeños con todo el tiempo del mundo en sus manos.
El lector está invitado a formar parte de un mundo que no le pertenece, que es del todo de los niños, un mundo donde las reglas están creadas por y para ellos, reglas que a ojos de un adulto podrían parecer absurdas o ridículas, pero cuyo incumplimiento podría abrir las puertas a los más oscuros seres misteriosos y a los mayores terrores imaginables.
A lo largo de las páginas, se va presentando cuál es el resultado de no cumplir reglas tan sencillas como no dejar un calcetín rojo en el tendedero o no pisar caracoles. La magia de las ilustraciones de Shaun Tan provoca una mezcla de desconcierto e identificación por parte del lector, quien, poco a poco, va dejando a un lado su forma de construir el mundo para pasar a verlo como estos dos niños solitarios que juegan en un escenario surrealista sin mayor preocupación que la de cumplir sus propias normas. Juego y vida se van tejiendo de tal forma que configuran un todo desconcertante, humorístico, descorazonador, tierno, esperanzador a partes iguales.
Aunque un primer momento este puede parecer un libro para niños, me interesan mucho los temas universales que rigen cualquier relación personal sin importar edad, género u origen, de los hermanos a los mejores amigos, compañeros de trabajo o socios. El universo privado de la imaginación y el conflicto que puede existir aquí, a menudo desafía cualquier explicación y es, creo, representado mejor como una especie de sueño compartido.



Un precioso y breve cuento de Oscar Wilde da título a esta antología, que contiene relatos de ocho de los principales autores anglosajones de todos los tiempos: cuatro británicos -Daniel Defoe, Charles Dickens, Robert Louis Stevenson y Oscar Wilde- y cuatro estadounidenses -Edgar Allan Poe, Mark Twain, O. Henry y Jack London-.





Cuando Ari le dijo a su madre: - Mamá, ¿qué es metáfora?,
ella contestó: - Cariño, esa palabra aún te queda grande”.

Así comienza la aventura de la pequeña Ari, en la que se propone desvelar los misterios de las palabras que desconoce y que guarda con cariño en su caja de palabras, hasta el mágico momento en que está preparada para averiguar sus significados.






Un cancionero ilustrado por Noemí Villamuza con más de 150 canciones, que incluye un CD con algunas letras musicadas.

El Cancionero infantil es un libro-joya ideal para que los padres disfruten junto con sus hijos, compartiendo con ellos canciones de nuestra tradición y potenciando su actitud receptiva frente a la expresión musical. Canciones para aniversarios, nanas, canciones para excursiones, villancicos, canciones de juegos, letras sobre animales... Una colección de canciones inolviodables que durante mucho tiempo se han ido transmitiendo de generación en generación, y que aún hoy en día son las primeras que les cantan a los niños padres y profesores




                                                            
Cornelia Funke nos propone en Corazón de tinta un viaje al mundo de los libros, una gran novela de aventuras y una declaración de amor a los grandes textos universales que, desde siempre, han cautivado a los lectores. Es también una lucha feroz entre ficción y realidad, y entre el bien y el mal.
Una novela mágica que ya han disfrutado en todo el mundo millones de lectores de cualquier edad.



   














                                                                               
Todo el mundo tiene miedo a algo. Vivir con miedo puede hacer que incluso el más valiente se sienta pequeño. El gran libro de los miedos, de Emily Gravett, es esencial para ayudarte a superar las fobias.
Cada página de este libro cuenta con un gran espacio en blanco para que anotes tus miedos y los expreses combinando el dibujo con la escritura y el collage.
¡Recuerda! Enfrentarse a un miedo es el paso esencial para vencerlo. ¡Tú también puedes superar tus miedos dibujando!
Escrito e ilustrado por Emily Gravett.










El Emocionario describe, con sencillez, cuarenta y dos estados emocionales para aprender a identificarlos y, así, poder decir lo que realmente sentimos.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     


Bienvenido a Animalium. Un museo que está siempre abierto y que alberga una asombrosa colección de más de 160 animales para visitantes de todas las edades.
Aprende cómo han evolucionado las especies. Echa un vistazo al laboratorio de disección y descubre la gran variedad de seres vivos que pueblan la Tierra… Entra para explorar el reino animal en su máximo esplendor.
Considerado uno de los mejores libros del año por Kirkus Reviews, y una de las mayores sensaciones de la literatura ilustrada europea, Animalium es un apasionante recorrido gráfico por la historia de la vida animal. Katie Scott y Jenny Broom, como si de comisarias de una exposición museística se trataran, nos ofrecen una perspectiva totalmente preciosista de las maravillas del medio natural.





Un trino brillante, una demostración de destreza aérea -aquí están: ¡Las golondrinas han regresado de su cuartel de invierno! ¡Veamos cómo construyen un nuevo nido en el establo, cómo la hembra pone los huevos de los que pronto saldrán las crías. Podemos verlas crecer y presenciar sus primeros intentos de vuelo. Y entonces, un día, dicen adiós a la vieja granja y llega el comienzo de un largo viaje a través de desiertos y sabanas hasta Sudáfrica. Por supuesto, no es un adiós definitivo: un día volverán volando al norte para pasar otro verano.








 ¡Adéntrate en el mundo en miniatura de la Casa de los Ratones, una casa que no se parece a ninguna otra!

Sam es el mejor amigo de Julia.
Julia es la mejor amiga de Sam.
Sam es SUPERtímido.
Julia es SUPERcuriosa.

Juntos viven un montón de aventuras en la Casa de los Ratones, ¡y se meten en algunos líos!

Acompáñalos a descubrir un escondite secreto, a dar la bienvenida a un ratón encantador al que llaman «el trapero» y a hacer deliciosas tortitas. Visitarán la mejor pastelería del mundo y una tienda donde venden de todo, y encontrarán una cajita de madera llena de tesoros. Y —¡oh, no!— tendrán que enfrentarse a una terrible y espeluznante rata. Los días pasan volando en esta casa tan singular.

La Casa de los Ratones es un lugar mágico y lleno de sorpresas. ¿Te atreves a entrar?

La artista Karina Schaapman dedicó años a construir y decorar la Casa de los Ratones, escenario de este álbum infantil tan especial. La preciosa casita está fabricada con cajas y cartón piedra, con telas antiguas y toda clase de materiales reciclados (cerillas, botones, tapones de botella...). Tiene más de cien habitaciones, pasillos y espacios exteriores para explorar. Los ratoncitos que la habitan también han sido diseñados y creados por Karina. Los cuentos de Sam y Julia fueron surgiendo como por arte de magia mientras construía la casa.  






El elefante tenía una trompa larguísima.
Con ella ayudaba a sus amigos, pero el hipopótamo siempre se burlaba
–¡Eso no es normal! Pero, ¿Qué es “normal”?








El árbol de los bebés

  • Sophie Blackall
De una semilla, del árbol de los bebés, del hospital, de un huevo, los trae la cigüeña… Diferentes respuestas para la inevitable pregunta que, tarde o temprano, los niños harán a sus padres: “¿De dónde vienen los bebés?”
Los padres del protagonista de este libro le anuncian que un bebé está en camino. Entonces el niño se pregunta: ¿De dónde va a venir el bebé?
La chica que lo lleva al colegio le da una respuesta que no es la misma que le da su profesora ni la que le da el cartero ni la que le da su abuelo. Finalmente su mamá y su papá le dan la respuesta correcta. Todos habían acertado un poco… ¡Menos el abuelo que andaba bastante despistado y al que habrá que revelarle la verdad!
Con este texto ágil, desenfadado, que viene acompañado de simpáticas ilustraciones, los niños tendrán diversión e información aseguradas. Una información que a los adultos, a veces, les resulta difícil de transmitir a sus hijos. Por ello, encontrarán de gran ayuda la guía que hay al final del libro con las preguntas más frecuentes y sus respuestas, para explicar con la mayor claridad posible el misterio de la reproducción.





Imagina que alguien no tiene dinero para comer… Y que, para matar el hambre, se dedica a ir por ahí oliendo los aromas del mercado y de los restaurantes de la ciudad. ¿Qué tiene eso de malo? Nada… O al menos eso creía Hachid, hasta que un día el dueño de un restaurante lo detuvo y le exigió que pagase por haber estado oliendo sus platos. La situación era tan confusa que el único capaz de mediar entre las partes para resolver el conflicto sería el gran califa. Pero… ¿lo conseguirá?
Ilustraciones de Ibán Barrenetxea

                                            


      
Estoy en la bañera, dice el niño. Estoy en el cazamariposas, dice la mariposa. Estoy en el túnel, dice la locomotora. Estoy en el bosque, dice la seta. Estoy en el fuego, dice el leño.Estoy en la jungla, dice el tigre. Y yo, ¡estoy en tus brazos! Una serie de ilustraciones, zoom o planos largos, que captan los personajes, animales, vehículos y objetos en sus contextos. Un trayecto por las palabras, a compartir entre padres e hijos, para imaginar historias: El del bebé en su carrito… o el de la tortuga en su caparazón.





¡Descubre la ciencia de los robots!

Los robots trabajan para nosotros y con nosotros de muchas maneras, desde ejecutar tareas repetitivas hasta explorar el espacio.
Descubre cómo interactúan con nosotros y en todos los ámbitos.

¡Construye tres maquetas diferentes y dales cuerda para que cobren vida!







Hay muchas plantas a nuestro alrededor ¡y todas tienen cosas asombrosas que contarnos! Utilizamos cada día productos derivados de algunas de ellas, sin pensar en los lugares de donde provienen o en lo importantes que han sido en el desarrollo de las distintas culturas y civilizaciones.
Diez plantas que cambiaron el mundo es una interesante selección de historias sobre diez plantas, entre ellas el papiro, el algodón, la PIMIENTA o el TÉ, y algunas menos conocidas como el caucho o la QUINA, pero todos han provocado profundos cambios -no siempre buenos- en nuestro mundo.
Descubriremos de dónde provienen los pantalones vaqueros que usamos, qué hay detrás de las patatas fritas o de las palomitas de MAÍZ que tanto nos gustan, del chocolate o del azúcar; viajaremos a través de la historia para saber cómo fue el descubrimiento de nuevas plantas, los largos viajes que algunas hicieron desde su lugar de origen, y entenderemos por qué sin ellas nuestra vida sería hoy muy diferente.



"Robinson Crusoe", con traducción de Julio Cortázar e ilustraciones de Carybé. A una isla desierta en la que no hay Dios ni naturaleza ni muerte —como expresó Virginia Woolf— arriba un Robinson Crusoe que ha desoído los consejos de su padre; que, perseguido por su mala estrella y tras más de veinte años de rigurosa soledad, encuentra una huella humana en la arena. A partir de una realidad histórica (era costumbre en la época abandonar a un navegante en una isla desierta por razones disciplinarias) y de la experiencia real del náufrago Alexander Selkirk nació Robinson Crusoe, la obra más leída durante el siglo XIX, y que trascendería la literatura en 1902, cuando Georges Méliès la llevó por primera vez al cine. Así, de la obra de Defoe, «poeta de la paciente lucha del hombre con la materia, de la humildad, dificultad y grandeza del hacer», nació uno de los arquetipos fundamentales de la historia de la literatura universal.






¿Por qué es peligroso el sobrepeso? ¿Debemos creer todo lo que nos dicen en los anuncios? ¿Cuántas ­cla­ses de manzanas hay? ¿Por qué son pequeños los pigmeos? ¿Por qué cada trozo de pan es ­también po­lí­tica? El hambre en el mundo, los alimentos trans­­­gé­nicos, el comercio justo, la importancia de cocinar en casa o el cambio de hábitos alimenticios son temas que se tratan en este libro. Incluye, además, un breve diccionario de ­ali­men­tos.